[Imagen] Concurso ¡Olímpicas! entuMovil

Publicado el Jun. 7, 2021, 12:14 p.m.

Concurso ¡Olímpicas! entuMovil

Los servicios entuMovil, pertenecientes a la empresa Desoft, y el periódico Trabajadores convocan a los usuarios de la telefonía móvil a participar en el concurso Olímpicas entuMovil.

El certamen consiste en esta oportunidad, en la siguiente y única pregunta: ¿Diga cuántos títulos tiene el Boxeo cubano en JJOO?

1)  35;

2)  36;

3)  37.

¡Si lo sabes, dilo ahora!!!

Se otorgará 2 Grandes Premios consistentes en recargas de $125 CUP y 3 premios más, suscripciones por un mes a una de las prestaciones vigentes en la carpeta de servicios entuMovil, de Desoft. 

Para participar y optar por uno de los 5 premios, envíe SMS al 8888 con el texto EVENTO OLIMPICAS seguido del número que antecede de su voto.

Ej.- 8888 EVENTO OLIMPICAS #

Los ganadores serán escogidos mediante sorteo automático entre todos los participantes que acierten en la respuesta correcta.

Los 5 concursantes que resulten ganadores recibirán la notificación a través de un SMS. 

Los Grandes Premios corresponderán a los 2 primeros de los 5 triunfadores en correspondencia con la fecha de participación. Y los resultados se darán a conocer el lunes 14 de junio 2021. 

Para más información pueden acceder al sitio https://www.entumovil.cu; http://www.trabajadores.cu/deportes y las páginas de entuMovil, así como de Trabajadores en Facebook, Twitter y Telegram.

También puede enviar un SMS (gratis) al 8000 con el texto AYUDA OLIMPICAS. Y para aclarar dudas: 7 835 6391

¡Acércate, participa y gana!

[Imagen] Aprueba el Consejo de Estado decretos leyes sobre Telecomunicaciones

Publicado el Abr. 19, 2021, 10:58 p.m.

Aprueba el Consejo de Estado decretos leyes sobre Telecomunicaciones

Con el objetivo de continuar apoyando el desarrollo económico-social y las demás prioridades del país, en un contexto caracterizado por el recrudecimiento del bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos y los efectos de la pandemia de la COVID-19, en la sesión de este martes del Consejo de Estado fueron adoptados tres decretos-leyes y un acuerdo relacionados con importantes temas de la actualidad cubana.

La reunión estuvo encabezada por el titular de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, y contó con la participación, mediante videoconferencia, del Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y del primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

Mayor soberanía en el ámbito de las telecomunicaciones

Los integrantes de este órgano aprobaron el Decreto-Ley “De las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y el Uso del Espectro Radioeléctrico”, en correspondencia con el derecho irrenunciable y soberano del Estado cubano de regularlos por su papel significativo en el desarrollo político, económico y social del país, y por constituir un medio efectivo para la consolidación de las conquistas del Socialismo y el bienestar de la población.

Durante su presentación, el ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, señaló que la norma establece el marco legal de las telecomunicaciones, las tecnologías de la información y la comunicación asociadas a estas y del uso del espectro radioeléctrico, conforme con lo establecido en la Constitución de la República de Cuba y demás disposiciones legales aplicables, así como con los tratados y otros instrumentos jurídicos internacionales en la materia suscritos por la Mayor de las Antillas.

Esta legislación contribuirá como instrumento regulatorio básico a la informatización del país; a la soberanía tecnológica; a la eficiente gestión del espectro radioeléctrico; a contrarrestar las agresiones radioeléctricas y en el ciberespacio; a salvaguardar los principios de seguridad e invulnerabilidad de las telecomunicaciones en beneficio de la economía, la sociedad, la Seguridad y la Defensa Nacional, el Orden Interior y la Defensa Civil; y para defender los logros alcanzados por nuestro Estado socialista, destacó.

Con el objetivo de continuar apoyando el desarrollo económico-social y las demás prioridades del país, en un contexto caracterizado por el recrudecimiento del bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos y los efectos de la pandemia de la COVID-19, en la sesión de este martes del Consejo de Estado fueron adoptados tres decretos-leyes y un acuerdo relacionados con importantes temas de la actualidad cubana.

En el marco del proceso de actualización del modelo económico cubano y como otra muestra de la decisión de continuar avanzando en el perfeccionamiento del sistema empresarial estatal, el Consejo de Estado emitió el decreto-ley “Del Sistema Empresarial Estatal Cubano”.

Dicha legislación regula los principios de organización y funcionamiento de las empresas estatales, las empresas filiales y las organizaciones superiores de dirección empresarial, que integran el sistema empresarial estatal cubano, explicó Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

La norma precisa que la empresa estatal socialista es el sujeto principal de la economía nacional, dispone de autonomía en su administración y gestión, desempeña el papel principal en la producción de bienes y servicios, y cumple con sus responsabilidades sociales, según lo establecido en la Constitución de la República. Asimismo, cubre sus gastos con sus ingresos, cumple con los aportes destinados al Estado, reserva recursos para su propio desarrollo y beneficio, y se integra o no a Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial, entre otros aspectos.

En la sesión, fue suscrito otro decreto-ley “Modificativo de la Ley 105, ?Ley de Seguridad Social?”, del 27 de diciembre de 2008, en virtud de las medidas aprobadas para fortalecer la empresa estatal socialista y con el fin de facilitar la reincorporación al empleo de los pensionados por edad.

Con el objetivo de continuar apoyando el desarrollo económico-social y las demás prioridades del país, en un contexto caracterizado por el recrudecimiento del bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos y los efectos de la pandemia de la COVID-19, en la sesión de este martes del Consejo de Estado fueron adoptados tres decretos-leyes y un acuerdo relacionados con importantes temas de la actualidad cubana.

En este sentido, se transforma el artículo 18 de la citada ley, con el objetivo de establecer una excepción a la aplicación del límite máximo de 90 % para el cálculo de las pensiones, en el caso de los pensionados que se reincorporen al trabajo, con 45 o más años de servicios, y que laboren como mínimo cinco años.

También, se modifica el artículo 32 para disponer que los jefes de los órganos, organismos de la Administración Central del Estado, entidades nacionales, empresas, sociedades mercantiles y órganos locales del Poder Popular puedan autorizar la reincorporación de un pensionado al mismo cargo que desempeñaba al momento de obtener dicha prestación y devengar la pensión y el salario, siempre que responda al interés de la entidad y previa consulta al Consejo de Dirección, de acuerdo con la información ofrecida por Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social.

Ambas disposiciones responden a la política de Medidas para el Perfeccionamiento de la Empresa Estatal Socialista, aprobada en la reunión del Consejo de Ministros del 22 de septiembre de 2020.

Nuevo órgano consultivo para incentivar la actividad innovadora cubana

Además, se adoptó el acuerdo para la creación del Consejo Nacional de Innovación, órgano consultivo del Estado con carácter nacional, que asistirá al Presidente de la República en la recomendación de las decisiones para impulsar la innovación en el funcionamiento del Estado, el Gobierno, la economía y la sociedad, de forma coordinada e integrada. De esta manera, contribuirá a la visión de la Nación, así como al cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social vigente.

Estará presidido por el Jefe de Estado cubano e integrado, en condición de miembros permanentes, por el primer ministro, vice primer ministro, los titulares de Economía y Planificación; Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; Educación Superior; Comercio Exterior e Inversión Extranjera; Agricultura; Fuerzas Armadas Revolucionarias; Industria; Energía y Minas; Comunicaciones; y los presidentes de la Academia de Ciencias de Cuba y del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica (BioCubaFarma).

Con similar categoría, formarán parte también del órgano consultivo, cinco científicos expertos en este tema y cinco empresarios con roles relevantes en esferas del mayor interés para la innovación, designados por el propio Presidente del Consejo.

Este último podrá designar a otros miembros e invitar a sus actividades a los ministros, expertos, científicos, gobernadores e intendentes, según corresponda.

De forma general, el Consejo resulta una plataforma de discusión e intercambio de ideas y perspectivas entre especialistas del sector de la producción y los servicios, las universidades, las entidades de ciencia, tecnología e innovación, y el gobierno.

Entre sus funciones principales se encuentra el impulso de la innovación, en todas sus manifestaciones, alcances y esferas de la vida económica y social del país, mediante el fortalecimiento de las conexiones entre el sector de producción de bienes y servicios, estatal y no estatal, con las academias, entidades científico-tecnológicas y otros actores vinculados a la producción, difusión y uso del conocimiento para el desarrollo sostenible.

Asimismo, permitirá fomentarla en la rama de la administración pública, en la producción de bienes y servicios, y para el desarrollo territorial y local, vinculado con el nivel nacional y sectorial, entre otros objetivos.

Las disposiciones aprobadas por el Consejo de Estado serán publicadas oportunamente en la Gaceta Oficial de la República de Cuba para su mayor conocimiento por parte de la población, los organismos y entidades correspondientes.

(Tomado de Asamblea Nacional del Poder Popular)

[Imagen] La ciencia y sus instituciones contribuyen a la soberanía tecnológica del país

Publicado el Abr. 8, 2021, 1:19 p.m.

La ciencia y sus instituciones contribuyen a la soberanía tecnológica del país

Hace más de 45 años Cuba trabaja en el desarrollo de equipos y tecnologías médicas.

Las instituciones científicas cubanas trabajan intensamente para lograr la soberanía tecnológica, tanto en la producción de ventiladores pulmonares, en la creación de sistemas diagnósticos basados en la tecnología SUMA y en los componentes necesarios para la realización de las pruebas de PCR, explicó el doctor Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, en conferencia de prensa en la sede de la empresa de Tecnología Médica Digital, Combiomed.

Arlem Lesmes Fernández Singler, director general de esa entidad, precisó que se trabaja, junto a un grupo de expertos, en un ventilador artificial de alta expectación, aún en fase de prototipo, que se debe introducir en el segundo semestre de este año, tras pasar las pruebas de la agencia regulatoria. También el doctor Mitchell Valdés Sosa, director del Centro de Neurociencias de Cuba, destacó la participación de esa institución en la lucha contra la pandemia, desarrollando equipos para la ventilación pulmonar, medios de protección y diagnóstico del virus.

Derrotar la pandemia es también no detener los planes del país, por lo que se continua en el desarrollo de un equipo para el diagnóstico temprano de las pérdidas auditivas y la detección de problemas visuales en niños, aseguró Valdés Sosa.

En el caso del Centro de Inmunoensayo, la doctora Rebeca Sonia González Fernández, especialista en Investigaciones, señaló que, para la COVID-19, la institución ha dotado al país de los diagnosticadores, y apoya en el desarrollo de los ventiladores.

José Luis Fernández Yero, asesor del Presidente de BioCubaFarma, especialista y director fundador de ese centro, destacó que hace más de 45 años Cuba trabaja en el desarrollo de equipos y tecnologías médicas, lo que ha permitido soberanía en muchos aspectos, incluyendo el diagnóstico de la COVID-19, desde la toma de la muestra hasta la obtención del resultado, la producción de los hisopos, en la solución que se utiliza para transportarla al laboratorio, y en los reactivos, comentó.

A finales de abril, Cuba debe tener listo su PCR en tiempo real, y se labora para producir, en Combiomed, todos los accesorios plásticos necesarios, afirmó, y añadió que «los laboratorios de Biología Molecular montados no se quedarán sin uso después de la COVID-19, pues serán dotados de los insumos necesarios para las pruebas que se necesiten», expresó Fernández Yero.La Habana y Moscú mantienen especial atención a la colaboración en la industria ferroviaria, la energética, el transporte y las comunicaciones, entre los principales renglones, temas que se discuten periódicamente en los 14 grupos de trabajo que funcionan en el marco de la Comisión Mixta Intergubernamental.

(Tomado de http://www.granma.cu/cuba-covid-19/2021-04-01/la-ciencia-y-sus-instituciones-contribuyen-a-la-soberania-tecnologica-del-pais-01-04-2021-01-04-46)

[Imagen] Encadenamientos productivos: un engranaje necesario en la informatización de la sociedad

Publicado el Sept. 2, 2020, 5:48 p.m. | 1

Encadenamientos productivos: un engranaje necesario en la informatización de la sociedad

La realidad que ha impuesto la COVID-19 en casi todos los escenarios de la vida social, política o económica, nos ha conducido a desplazar ciertas rutinas y asumir otras nuevas. En este contexto, no han sido pocas las actividades laborales que han tenido que transformar su campo de acción y encontrar vías alternativas y mecanismos no tradicionales para garantizar la operatividad de ciertas labores.

Más que nunca, se ha puesto de relieve la necesidad de acelerar los procesos de transformación digital. Quizá, por ello, el sector de las telecomunicaciones ha sido una de las áreas que en medio de la pandemia no ha parado de gestionar e impulsar la política de informatización de la sociedad.

Como parte de esa estrategia, fueron publicadas recientemente seis normativas –de carácter multisectorial– relacionadas con la Empresa Estatal de Aplicaciones y Servicios Informáticos (EASI) y el nuevo modelo de gestión que implementarán paulatinamente, con el propósito de incentivar los encadenamientos productivos y la actividad de investigación-desarrollo e innovación, entre otros aspectos.

«Estas resoluciones salen un año después de la puesta en vigor de un grupo de instrumentos jurídicos, que definen qué es la informatización de la sociedad, regulan los aspectos de la ciberseguridad, y también otorga un espacio de atención para la industria del software y de aplicaciones informáticas.

«En tal sentido, el Decreto Ley 370 fue la antesala a la conceptualización de este marco legal, que ha permitido cambiar los modos de hacer preestablecidos, y dotar de mayor facultades a las empresas asociadas al ramo, para que realmente puedan aportar a la sustitución efectiva de importaciones, así como al incremento de la productividad y mejora en la calidad de los procesos», comentó a Granma Luis Guillermo Fernández Pérez, director general de la empresa de aplicaciones informáticas Desoft, una de las 22 entidades que se han visto beneficiadas con las recientes normativas.

La industria del software tiene que revitalizarse, y un paso importante en ese propósito son estas resoluciones que, entre otras facilidades, ofrecen la oportunidad de promover nuevos modelos de negocios a partir del uso de las tecnologías de avanzada, dígase Inteligencia Artificial, Big Data y Computación en la Nube, y la contratación de especialistas y estudiantes, fortaleciendo así la relación universidad–empresa, sostuvo.

Asimismo, dijo, se establece ahora un modelo diferenciado de gestión financiera, empleo y salario, que permite reordenar la fuerza de trabajo, bajo un esquema uniforme de categorización profesional, y brinda, además, mayor autonomía a la empresa en la distribución de utilidades, como el salario.

Por otra parte, todavía queda pendiente cómo vamos a introducir en este escenario de creación y desarrollo al sector no estatal, indicó el directivo.

La empresa estatal siempre será la columna vertebral dentro del proceso de informatización, pero deben abrirse los espacios y, para ello, resulta necesario un cambio de mentalidad y de enfoque de negocio, basado en el software como servicio, agregó.

«La industria tiene que incluir a todos los actores, y hay un sector privado, cuentapropista, al que se le dio una serie de posibilidades y licencias para trabajar como programador de cómputo, pero cuyo trabajo –que no deja de ser interesante o meritorio– se desvincula de los que hacen las easi, pues falta esa sinergia, que permita encauzar las necesidades de ambos y dirigirlas a un mismo propósito: la informatización de la sociedad», añadió.

El proceso de crear y desarrollar herramientas y aplicaciones informáticas, indicó Fernández Pérez, no puede verse como un ciclo cerrado, en el que no pueden intervenir otros actores. Es una práctica cada vez más en desuso, pues la experiencia ha demostrado lo necesario de potenciar el encadenamiento productivo, de cara no solo a reducción de costos, capitalización tecnológica, sino, además, en el resultado del producto final que se le entrega al cliente, añadió.

«La informatización de nuestra sociedad demanda ese encadenamiento, en el cada cual ocupa un espacio, ya sea como gestor de la cadena o como aprovisionador de algún tipo de servicio o tecnología», puntualizó el Director General de Desoft.

DESOFT Y SU INCURSIÓN EN EL COMERCIO ELECTRÓNICO

A la par de la reorganización interna, categorización profesional y preparación que implica implementar las recientes normativas, Desoft ha continuado desplegando soluciones tecnológicas. Uno de sus más recientes proyectos es la creación de una nueva plataforma para el comercio electrónico en Cuba.

Ante la solicitud de la dirección de cadena de Tiendas Caribe, se diseñó una tienda virtual en la provincia de Camagüey, que se encuentra actualmente en fase de prueba, y dentro de sus funcionalidades incluye la reserva de la compra en el carrito y mecanismos de seguridad para evitar la intrusión de los llamados bots (programa informático que efectúa automáticamente tareas repetitivas a través de internet), que sobrecargan innecesariamente la plataforma, informó Fernández Pérez.

Para ello, precisó, trabajamos sobre un módulo prediseñado que tiene como base el ERP Odoo, un sistema de código abierto desarrollado sobre la base de una tecnología probada internacionalmente, con más de 3,6 millones de usuarios en el mundo y que, en el caso nuestro, fuimos adecuando a nuestras propias necesidades y requerimientos del servicio.

«Asimismo, la tienda brinda al cliente la posibilidad de ejecutar su pago online a través de las dos aplicaciones que hoy existen en el país para estas funciones: EnZona y Transfermóvil», concluyó.

Fuente: Granma

Centro de contacto

24 e/ 23 y 25, Vedado, Plaza, La Habana, Cuba.

atencion@entumovil.cu

78323501

LUNES a VIERNES 08:00 a 17:00

formulario de contacto

síguenos: