Publicado el 24 de April de 2017

Como se ha reiterado en más de una ocasión, ante los malos resultados del LG G5, son los móviles de esas gamas las que están tirando de la marca coreana, que incluso en España se quedó cerca del tercer puesto en ventas en septiembre.

Ahí juegan un papel muy importante las gamas K y X, móviles con características suficientes para buena parte de los usuarios. Y la renovación de ambas gamas parece que llegará muy pronto, en el próximo CES.

Durante 2016 LG ha reforzado y reordenado tanto su gama de entrada como la media. De nombres liosos o que decían poco han pasado a gamas reconocibles, con la serie K para la gama de entrada y la serie X para la media. Y esas dos series recibirían nuevos protagonistas en el CES que se celebra en Las Vegas en los primeros días de 2017.

Según VentureBeat, la relación de nuevos Smartphone y sus principales características sería la siguiente:

  • LG K3 2017: 4,5 pulgadas de pantalla, cámaras de 5 y 2 megapíxeles y batería de 2.100 mAh.
  • LG K4 2017: 4,7 pulgadas de pantalla, cámaras de 8 y 5 megapíxeles y batería de 2.500 mAh.
  • LG K8 2017: 5 pulgadas de pantalla, cámaras de 13 y 5 megapíxeles y batería de 2.500 mAh. — 5.0-inch HD display, 13MP rear and 5MP front-facing cams, 2500mAh battery
  • LG K10 2017: 5,3 pulgadas de pantalla, cristal 2.5D en la trasera y delantera, cámara de 5 megapíxeles de gran angular, lector de huellas y botones en la trasera.
  • LG X Calibur: resistencia al polvo y agua (IP68) de grado militar y batería de 4.100 mAh.

Además de los anteriores, LG también presentaría el Stylus 3, un Smartphone acompañado de lápiz digital de gama media, con 5,7 pulgadas de pantalla, 32 GB de memoria interna, cámaras de 13 y 5 megapíxeles con flash en ambos casos, batería de 3.200 mAh, lector de huellas y botones en la trasera.

Un arsenal muy completo que se completaría con la llegada de un X Power 2 en el MWC de Barcelona, con 5,5 pulgadas y batería de 4.500 mAh. Al hablar de la feria de telefonía móvil por antonomasia, para ella,se espera, que el protagonista de LG sea el G6, buque insignia con el que los coreanos intentarán dejar atrás la apuesta modular del G5.

Vía | VentureBeat

 

Publicado el 10 de April de 2017

Xiaomi ha presentado el Xiaomi Mi Mix, un phablet de alta gama que sorprende por su diseño limpio en el que no hay marcos laterales ni superior, abarcando la pantalla el 91,3% del frontal.

Xiaomi innova con un frontal todo pantalla y sensores ultrasonido

Xiaomi, como el resto de los fabricantes chinos, tiene la fama de copiar lo mejor de los Samsung, Apple,etc…y vender dispositivos similares más económicos.

Pero Xiaomi ha decidido innovar y ha demostrado que sabe hacerlo. El Mi Mix, del que no había filtraciones, demuestra que esta marca no sólo quiere ganar beneficios desde el ‘benchmarking’, sino que también innova y marca un camino a seguir.

Sin duda, lo que más destaca del Mi Mix es su frontal en el que sólo hay pantalla, salvo por un marco inferior muy pequeño. Es un diseño elegante, llevado a cabo por el artista Philippe Starck, con reminiscencias a los móviles de Sharp.

El display es de 6,4”, por lo que es un phablet. Los sensores de proximidad y el altavoz están detrás del cristal y funcionan con ultrasonido. ¿La cámara frontal? La misma está ubicada en la parte de abajo y es un 50% más pequeña que las habituales.

El Mi Mix es un teléfono grande pero su grosor no es exagerado (0,79cm) y su peso es de 209gr, ajustado a su tamaño.

Entre las especificaciones técnicas que integran un Snapdragon 821 están:

una batería de 4.400 mAh con Quick Charge 3.0 y cámaras de 16MP y de 5MP

El Mi Mix sale en dos versiones. Una es Premium con 6GB de RAM y 256GB de almacenamiento. Por otro lado está la de 4GB de RAM y 128GB de almacenamiento.

Publicado el 10 de April de 2017

Para los usuarios que se mantienen al día de la actualidad tecnológica que se cuece alrededor de la fotografía móvil, seguramente les sonará el nombre de Light L16. Para algunos el intento más serio que se avizora;  basado en el uso de múltiples cámaras “pequeñas”, propósito de los ingenieros de Light con la intención de crear una imagen compuesta por lo captado por todas ellas.

Ya se han estado viendo cosas interesantes con fotografía computacional, con las pruebas de las cámaras duales, pero de ahí a afirmar  que estos proyectos se equiparan en calidad con una DSLR, hay un trecho. Hoy está presente jugosa información sobre Light L16, que se ha visto mejorada en algunos aspectos.

Para el que ande perdido eh aquí un resumen rápido: Light tiene el tamaño de un teléfono grande y en su trasera hay espacio para 16 cámaras - pero que quede claro, no es un teléfono-. En realidad se habla de 16 módulos compuestos por objetivo y sensor, cada uno de ellos independientes, pero en conjunción tienen que sacar una foto de 52 megapíxeles.

Light L16 no es un teléfono, es una cámara que tiene un tamaño similar, nos sirve para hacernos una idea de lo que nos depara el futuro

Este engendro tecnológico tenía previsto salir al mercado en verano, pero la compañía afincada en Silicon Valley consideró que había margen de mejora y la retrasaron hasta comienzos del año próximo (2017).

¿Cómo funciona una cámara con 16 módulos?

La compañía Light ha proporcionado abundante información en el interés de explicar  bastante bien la teoría de funcionamiento de L16. A saber: todos los módulos disparan a la vez y un sistema inteligente suma las imágenes para conseguir un mejor funcionamiento con poca luz, mejor rango dinámico, incluso información tridimensional de la toma:

Mejoras importantes en las lentes

En cuanto a especificaciones, pues el cambio principal ha llegado con las focales, que ahora amplían el rango de 35 a 28 milímetros en su zona más angular, manteniendo los 150 milímetros en el otro extremo.

52 megapíxeles y 16 cámaras con tres configuraciones diferentes: 28, 70 y 150 milímetros

En cuanto a la apertura, pues originalmente era la misma para las 16 cámaras - f/2,4 - pero ahora se ha decidido que la configuración sea otra: cinco módulos de 28 milímetros con f/2,0, otros cinco de 70 milímetros con f/2,0, y seis de 150 milímetros con f/2,4.

Otro cambio importante está en la memoria interna que ahora pasa a contar con 256GB (128GB originalmente). Parece una gran cantidad para esta cámara de 52 megapíxeles.

Como todo esto no tiene ninguna gracia si no exhiben muestras reales, de manera que vale ver algunas.

Obviamente las imágenes están más que elegidas y perfectamente realizadas, pero eso no implica para valorar muy positivamente lo que puede observarse, la calidad es verdaderamente increíble.

Publicado el 15 de April de 2017

Nunca es pronto para los rumores y de hecho los del próximo buque insignia de Samsung ya circulan desde hace un tiempo. A lo último que se hace referencia es al tamaño de la pantalla, con unos posibles Samsung Galaxy S8 en 5,7 y 6,2 pulgadas, aumentando ambas diagonales con respecto a sus antecesores.

La información llega vía The Investor, publicación coreana que se hace eco de rumores que vienen del país cuna del fabricante. Un cambio que sería justo el contrario del experimentado en la última iteración con respecto al modelo Edge dado que el elS7 Edge tuvo una diagonal menor que el S6 Edge (y el Galaxy S7 mantuvo la del Galaxy S6), aunque luego vimos el S6 Edge Plus.

¿Qué se sabe de los futuros topes de gama de Samsung y a qué podría deberse el cambio de tamaño?

El tamaño importa: aumentar pantalla no es aumentar volumen. La media de diagonal de pantalla ha ido aumentando en los últimos años, pero por suerte también se ha mejorado en cuanto a la compactación de los terminales para su tamaño final. Ejemplo de ello son alguno de los últimos terminales de 5,5 pulgadas, como el ZTE Axon 7 o el Huawei Nova Plus que quitan hierro a eso de que ese tamaño es "grande" eliminando marcos y grosor en la medida de lo posible (incluso incluyendo altavoces) y trasladando el lector de huellas a la parte trasera.

Esto es justo lo que apuntan las voces desde Corea. Además de hablar de 5,7 y 6,2 pulgadas para los próximos Galaxy S8, lo que al parecer se verá, es una mayor reducción de los marcos, que si bien esto ya ocurrió al introducir las curvas en este caso se ayudaría del traslado a la parte trasera del lector, diciendo adiós al botón de inicio frontal (al menos en esta familia) que ha constituido una marca de la casa durante años.

Esto sería una buena noticia para quienes quieren pantallas grandes, porque además se habla de que el de 6,2 pulgadas sería igual de grande que el de 5,7.

No obstante, choca con las informaciones anteriores de que sí se mantendría el modelo de 5,1 pulgadas así como su resolución, reservando el 4K (3.840 x 2.160 píxeles) para la versión de 5,5 pulgadas.

Pero dejando tamaños aparte, lo que también se especula es que la versión estándar o flat del tope de gama se extinguirá con la de este año, y en 2017 podrán versedos terminales con ambos lados de la pantalla curva. De lo que no se habla es de la nomenclatura y de qué será del término Edge, acuñado desde aquel primer experimento el Note Edge, o si de ser cierto lo del terminal de 6,2 pulgadas podrá hasblarse de un Galaxy S8 Plus.

Potencia, doble cámara e inteligencia artificial

Además de la pantalla, los rumores han hecho referencia a más aspectos de los futuros terminales, como el que puedan subirse al tren de la doble cámara como muchos buques insignia este año. Aunque pese a esto las líneas de diseño parece que no van a cambiar mucho hablándose de un slickdesign.

Un planteamiento de la doble cámara en el Galaxy S8. Se habla de una mejora de la gráfica de cara a la realidad virtual y del procesador para las fotografías de la cámara dual

También sonó la inteligencia artificial, que podría venir de la mano de la compañía que compró Samsung recientemente, Viv, si bien no se sabe qué rumbo escogerían los coreanos en torno a esto en cuanto a una posible mejora de su asistente virtual.

Además, en este horizonte se apunta también a la realidad virtual, con una mejora del procesamiento gráfico con la Mali G71 (unas 1,8 veces más rápida que la gráfica actual), acompañada de un Exynos 8895 que mejoraría el rendimiento a la hora de procesar fotografías de cámaras duales.

Puede que haya un cambio en cuanto a la tecnología de los sensores. La idea de que Samsung elimine el botón físico no tendría que significar precisamente que lo trasladase a la parte trasera, y de hecho un posibilidad que se especula es que pase de un sensor capacitivo a uno óptico integrado.

Si bien sobre el particular hablaron en Xataka Android sobre eso con Umanick, empresa española que se dedica a la seguridad biométrica en sanidad, explicaron que la imagen bidimensional que captan los sensores ópticos es mucho más fácil de replicar.

¿Caballo grande, ande o no ande?

De momento no hay nada confirmado por parte de Samsung ni con teasers o los guiños que en ocasiones se esbozan en anuncios, salvo el hecho de que no parece que el fabricante vaya a adelantar su lanzamiento y que, como nos tiene acostumbrados,  su estreno se estima podrá verse en la próxima edición del Congreso Mundial de Movilidad (MWC) en Barcelona.

También se ha especulado que debido a la retirada del Note 7 tras todo el problema con las baterías, Samsung podría adelantar el lanzamiento; pero no parece que sea así, y además se conoce  que la gama Note no ha muerto ni mucho menos: habrá Note 8.

De hecho, este posible aumento de tamaño en las diagonales podría responder a lo sucedido con el terminal del S Pen, al menos así lo piensan algunos analistas que citan en Phone Arena, apuntando a un intento de la marca para atraer a los clientes diana del Note.

No obstante, está la tendencia a reducir marcos con pantallas más grandes, y prueba de ello es el lanzamiento del Xiaomi Mi MIX y su repercusión.

Habrá que esperar unos meses para comprobar todo esto, tanto el aumento de tamaño de las pantallas como su resultado en las dimensiones del terminal, así como si finalmente se elimina el botón de inicio. Y sobre todo ver cómo responde el mercado y los más fieles a Samsung tras lo ocurrido con el Note 7.

En Xataka | El Galaxy S8 quiere ganar con asistente e inteligencia artificial: Google, Apple, Microsoft van por delante

 

Publicado el 18 de April de 2017

Samsung trabajando en dispositivos flexibles no es algo nuevo, lleva más de cinco años leyendo todo tipo de noticias y viendo conceptos, pero hasta el momento no hay ningún dispositivo comercial, ya que todo se ha ido aplazando de un año a otro argumentado que ahora sí podrá verse el primer dispositivo flexible firmado por Samsung.

La última promesa apunta a que presentarán dos dispositivos flexibles en 2017. Pero mientras esto sucede, Samsung acaba de presentar una interesante patente que evoluciona todos los conceptos que habíanmostrado con anterioridad, ya que se trata de un mecanismo de plegado que funciona de forma semiautomática, sí, tal y como lo mostraron hace unos meses en una patente de "músculo artificial".

La patente ha sido presentada a la Oficina de Propiedad Intelectual en Corea, la cual muestra un Smartphone que es capaz de doblarse por la mitad gracias a una especie de bisagra ubicada en medio del cuerpo del equipo.

Esta bisagra permitiría doblar el dispositivo del lado de la pantalla, algo que según la patente se haría casi de forma automática, ya que cuando esté desplegado la bisagra tendrá una especie de bloqueo para evitar dobleces accidentales, y para doblarlo sólo será necesario activar un mecanismo, con lo que este Smartphone cambiará su diseño y tamaño al más puro estilo de los viejos móviles de concha.

La patente también apunta a que en el exterior se podrá implementar una pantalla secundaria, la cual servirá para vistazos rápidos cuando el Smartphone se encuentre plegado. Aquí se podría tener acceso a notificaciones y tareas rápidas que no requieran usar toda la pantalla.

Este mecanismo permitiría tener los componentes a los lados de la bisagra, por lo que no sería necesaria la fabricación de otros componentes, fuera de la pantalla OLED, capaz de doblarse.

En todo este tiempo de desarrollo, ya han surgido otras compañías que han presentado sus primeros desarrollos y conceptos de dispositivos flexibles, como el caso de LG que fuera de su Flex 2del que sólo se han visto pantallas; también está el caso de Oppo que ha mostrado un prototipo, pero sin duda quien más ha llamado la atención en los últimos meses ha sido Lenovo, quien recientemente presentó sus primeros prototipos flexibles totalmente funcionales, que curiosamente utilizan un sistema de plegado muy similar a lo que ahora está presentando Samsung.

Vía | Engadget
En Xataka | Samsung prepara dos teléfonos flexibles para 2017: el teléfono que se convierte en Tablet

duser
yucet
06.04.2017
La instale pero no se conecta bien con el gps y el mismo esta activado. que puede ser.