Publicado el 15 de January de 2017

Mejor Smartphone de gama alta

Samsung Galaxy S7 Edge, principales características

¿Cómo levantar una saga de Smartphone brillantes en un año como 2016?

Hay fabricantes que han buscado adelantar parte del futuro con conceptos arriesgados. Sin embargo, Samsung ha presentado un Galaxy S7 Edge que a ojos del consumidor es un terminal como el del 2015, al menos por fuera y en su idea general, pero que esconde avances en campos importantes como la pantalla, batería o cámara de fotos.

En Xataka ya se realizó al análisis completo del Samsung Galaxy S7 Edge y haymuchoselementos que transmitir. Si el año pasado se comentaba que a Samsung le había salido muy bien ser valiente, este año toca comprobar con el análisis del Samsung Galaxy S7 Edge si la continuidad es un acierto cuando el foco ha sido mejorar todavía más lo que ya funcionaba bien a nivel global.

¿De hecho se está ante el Smartphone de gama alta más difícil de batir en el mercado?

Samsung Galaxy S7 Edge, principales características

Hablar de un gama alta de Samsung en su serie Galaxy no puede significar a estas alturas otra cosa que lo último en componentes.

Y el Galaxy S7 Edge cumple con la máxima y deja una ficha técnica donde, si había posibilidad de mejorar técnicamente algún apartado, se ha hecho.

 

Samsung Galaxy S7 Edge, características técnicas

Dimensiones físicas

150.9 x 72.6 x 7.7 mm, 157 gramos

Pantalla

SuperAMOLED 5,5 pulgadas con Always On

Resolución

1440 x 2560 píxeles (534 ppp)

Procesador

Exynos 8990 (64 bits y 14 nm)// GPU Mali-T880

RAM

4 GB (LPDDR4)

Memoria

32 GB (ranura microSD hasta 200 GB)

Versión software

Android 6.0 con TouchWiz

Conectividad

LTE Cat 9, NFC, Bluetooth 4.2, Wi‑Fi ac, Ant+, GPS

Cámaras

Principal de 12 MP (f1.7) con estabilización // Vídeo UHD // Secundaria 5 MP (f1.7)

Batería

3600 mAh (no extraíble) Carga inalámbrica (Qi/PMA) y rápida

Extras

Sensor de ritmo cardíaco // Oxígeno en sangre // Perfil IP68

   

Aunque el análisis desgrana poco a poco los principales resultados en esta review; el Galaxy S7 Edge ha puesto el énfasis especialmente en algunos apartados como la batería, con una capacidad bastante alta; el aumento de diagonal de pantalla y una cámara que, sorpresa, baja de resolución para hacerse fuerte donde casi todos fallan: las fotos con poca luz.

Las veces que se ha hablado con anterioridad del Galaxy S7 Edge la palabra continuidad o conservadurismo ha sido una de las más repetidas.

Al observar el nuevo Samsung Galaxy S7 Edge es normal que devuelva esa sensación a muchos usuarios. Pero hay que entender que el gran salto a nivel de diseño lo realizó Samsung el año pasado. Y le funcionó.

El diseño en metal y cristal con la pantalla curvada en ambos laterales no deja a nadie indiferente, y las valoraciones, ceñidos a lo puramente estético, son muy positivas.

Con esa base Samsung ha construido la evolución que supone este Galaxy S7 Edge probado en Xataka. El acabado sigue siendo exquisito, único, de una sola pieza donde el cristal de la trasera (reforzado con Gorilla Glass 4) es lo más llamativo junto con la doble curva del frontal.

En los bordes se ha incluido aluminio de gran resistencia, como en el Edge Plus que mostró Samsung en IFA.

Este conjunto hace que el Smarpthone, pese al uso del cristal, transmita una buena sensación de robustez al mismo tiempo que atención por los detalles.

Todo está impecablemente rematado y pocos terminales pueden transmitir mejor lo que significa ser un gama alta por acabado.

En los días en que fuera sometido a prueba ha quedado la misma sensación que con los modelos S6 del año anterior en cuando al buen hacer de la protección Gorilla Glass. En principio no parece sencillo que el uso diario provoque roces o desperfectos. Tras casi una semana de análisis y como recién sacado de la caja.

Si el paso del Galaxy S5 al S6 Edge fue todo un vuelco en la idea que teníamos de un Galaxy S, el nuevo Galaxy S7 Edge se ha centrado en mejorar prácticamente todo lo que le quedaba para redondear un gran diseño

El Galaxy S7 Edge ha aumentado de grosor y peso para albergar una batería de bastante más capacidad que la del año pasado e incluso que la del Edge+ de 5,7 pulgadas.

Y aunque ya no resulta tan ligero como el Galaxy S6 Edge, que parecía hueco por momentos. Pese a este aumento de grosor a los 7,7 mm (el S6 Edge+ de 5,7 pulgadas tenía 6,9 solamente) y de peso a los 157 gramos (por 153 del S6 Edge+ pero con el 6s Plus en 192 gramos), sigue manteniendo el estatus de ser uno de los Smartphone de esta diagonal, en el mercado, más cómodos en mano, con unas muy buenas proporciones entre diagonal y tamaño global.

El Samsung Galaxy S7 Edge no transmite en ningún momento la idea de ser un terminal grande.

Es muy agradable en mano gracias a su poca anchura, y el agarre es bastante seguro pese al uso de cristal en la parte trasera. Sin temor a que se deslice.

El marco de metal, de muy buena calidad, es ahora más grueso (cerca de un mm) pero esa diminuta diferencia hace que sea una importante ayuda para agarre, sin resultar en absoluto incisivo en el tacto.

Del uso del cristal en la parte trasera siempre queda la duda sobre cómo gestionará suciedad y huellas. No se puede decir que esté siempre impoluto; pero incluso en modelos como el dorado ya probado, las huellas y sensación de suciedad quedan muy bien controladas, y no transmite sensaciones desagradables.

Ni por peso ni por grosor ni por altura ni mucho menos anchura. Ningún otro smarpthone de 5,5 pulgadas queda tan bien en dimensiones y mano como el Galaxy S7 Edge

La mayor novedad del Galaxy S7 Edge a nivel de diseño es en realidad doble: resistencia al agua y ranura para microSD. Tras intentarlo con el Galaxy S5 y dejarlo de lado en el paso al cristal y metal, el Galaxy S7 Edge recupera un perfil IP68 para convertirse en todo un gama alta con cuerpo de una sola pieza en cristal y metal, que además admite sumergirse en agua.

No es ése el uso que Samsung aspira a que le dé a su nuevo Galaxy, pese a que puede resistir sumergido hasta media hora. Aquí lo que más importa a nivel del consumidor es que el usuariopuede ser más descuidados con el teléfono y usarlo en entornos donde no sería aconsejable meter un costoso Smartphone con tanta tranquilidad (cocina, ducha, playa, piscina ..) o  lavarlo si hace falta. O que un descuido como que se derrame líquido sobre él pueda dejarnos cerca de un amago de infarto.

Que un gama alta sea resistente es un gran punto a favor para muchos usuarios, algo que a no dudar se agradece. Y Samsung ha conseguido implementarlo sin que cause preocupación de cierres (todo es transparente para el usuario) y sin renunciar a un diseño de metal y cristal de una sola pieza.

El Galaxy S7 Edge es más pesado y grueso pero está, pese a ello, entre lo mejor del mercado con esa diagonal. Y es que el Galaxy S6 era una pluma

El otro aspecto clave en diseño de este Galaxy S7 Edge es la ranura para tarjetas microSD. Samsung la ha devuelto como un guiño a sus usuarios de siempre y como elemento diferenciador del nuevo Galaxy.

El modelo base tiene 32 GB, de los cuales quedan para el usuario unos 23-24 libres. Y esa cantidad, con fotos, juegos, aplicaciones y vídeos 4K, puede que acabe por dejar sin espacio en menos tiempo del que pudiera pensarse.

Dejar la posibilidad de que sea el usuario el que la amplíe a muy bajo costo es algo que se agradece a Samsung y contra lo que pocos pueden estar en desacuerdo cuando no hay ningún sacrificio en el terminal: tan solo se ha habilitado la bandeja para la tarjeta nanoSIM con espacio para la microSD.

El uso que cada cual haga de la tarjeta microSD es algo particular. Samsung permite usarla tanto para almacenar fotos y vídeos tomados en la cámara, como para las aplicaciones, las cuales se pueden mover de la memoria interna a la externa con suma facilidad, aunque no es posible con todas, empezando por las que vienen de serie.

Sobre la pantalla curvada en ambos lados, no afecta a la manera de agarrar el Galaxy S7 Edge y es complicado pulsar sin querer en la pantalla al cogerlo, aunque no imposible. A no pocos les ha pasado en alguna ocasión, algo que raramente ocurre con terminales con marco clásico.

Por otra parte el muy pequeño aumento de grosor facilita ese agarre y que el bisel no resulte tan agresivo como en el modelo del año pasado. Con ese milímetro extra el borde ha ganado en superficie y es más suave en mano.

Pero también es de entender que no todos los usuarios se sientan igual de cómodos con esta peculiaridad de la curva del modelo Edge, que por otro lado le aporta al diseño una distinción y clase que no tiene ningún otro terminal del mercado.

La contrapartida a esta doble curva en la pantalla es que si el año pasado no había conformidad de ella, el usuario podía optar por el modelo flat incluso ahorrando dinero.

Con la familia Galaxy S7 no pasa así. Si no se desea la pantalla curva, la única opción en la actualidad en algunos mercados para tener un gama alta es renunciar a esta diagonal y pasar a las 5,1 pulgadas del Galaxy S7.

En el diseño del Galaxy S7 Edge no hay más novedades. El sensor de huellas se mantiene en el botón de inicio y sigue siendo muy rápido tanto registrando la huella como usándolo. Samsung ha mejorado la única pega que se tenía de él en el Galaxy S6 y ahora es posible identificar con la huella incluso con la pantalla apagada de un solo gesto; basta mantener pulsado el botón de inicio con el dedo correspondiente.

Otra pequeña novedad es que la protuberancia de la cámara se ha reducido casi completamente así que no hay porque temer nada por un posible balanceo o inestabilidad del terminal sobre la mesa.

En los marcos se hallan disponibles todas las conexiones y controles. Los de volumen están en el lado izquierdo parte superior, mientras que el de encendido se halla en el lado contrario. Lo que suele resultar más cómodo con los controles de volumen un poco más abajo en una diagonal como la de 5,5 pulgadas. En todo caso el acabado y recorrido de todos ellos es muy adecuado.

En el marco superior es donde se encuentra la bandeja que contiene sitio para la microSD y la nanoSIM, mientras que en la parte inferior están el altavoz principal, la salida de auriculares y el puerto microUSB.

Samsung no se ha atrevido a incluir en su Galaxy S7 Edge el puerto USB-C, por lo que no hay reversibilidad ni las otras ventajas de este tipo de conexión, pero en cambio mantiene compatibilidad directa con accesorios y cables de carga actuales existentes ya por todos sitios.

Publicado el 16 de January de 2017

Concluyó el año y muchos echaban de menosuna nueva presentación de HTC, un fabricante en horas bajas que recientemente ha encontrado de nuevo el camino hacia la rentabilidad de la mano de Google y sus Pixel, y que no traía nada nuevo al mercado desde los últimos HTC Desire 10 y Desire 10 Pro. La compañía, aún lejos de su mejor versión, parece ir recuperándose lentamente.

Su nueva propuesta sorprende y a la vez no lo hace. La culpa, como de costumbre, es de los rumores que han diezmado el nuevo HTC Bolt hasta filtrarse por completo días antes de su presentación oficial.

Se conocía que desaparecían los BoomSound, que no tendría jack de auriculares y, sobre todo, que montaría un chip problemático. Habrá que ver qué tal le sale la jugada pero antes, vale observar cómo es el nuevo smartphone de los taiwaneses.

Antes que nada, comentar de su posible expansión internacional. Nada ha dicho HTC sobre que el Bolt vaya a abandonar Estados Unidos, donde se lanza de la mano de Sprint, pero ya se oían rumores de que el modelo estaría disponible en más países. Su posible nombre, HTC 10 Evo, no ha sido confirmado pero se mantiene este rumor "en la nevera" para cuando se pruebe su autenticidad o se desmienta.

Así es el HTC Bolt

El nuevo HTC Bolt se presenta luciendo una pantalla Súper LCD 3 de 5,5 pulgadas protegida con Gorilla Glass 3. La resolución elegida por HTC es la QHD, con 2560x1440 píxeles en pantalla para construir una densidad de 534 píxeles por pulgada. Una cifra que comienza a verse cada vez con más frecuencia entre los flagships del mercado.

En cuanto al procesador, lo que verdaderamente chirría, es la elección del Snapdragon 810 de Qualcomm en su segunda versión. El chip demostró ser problemático el pasado año, forzando así a un rediseño para la segunda mitad de 2015, pero aun así no ofreció el rendimiento esperado. Una extraña decisión la de incorporarlo al HTC Bolt que habrá que probar de primera mano.

El Bolt llegará también con 3GB de RAM y con 32GB de memoria interna. Tranquilos, podrá ampliarse con una microSD que aportará hasta 256GB extra como máximo.

En cuanto a cámaras, 16 megapíxeles traseros y 8 megapíxeles frontales, cifras más que consistentes cuya calidad habrá que testear llegado el momento, aunque sobre el papel parece bastante bien.

La batería elegida para mover este smartphone de 5,5 pulgadas es de 3.200 mAh con carga rápida, cortesía de Qualcomm.

Además, el Bolt llega con Android 7.0 Nougat en su interior y con algunos añadidos como un lector de huellas, un chip NFC o la protección contra polvo y agua IP57. No dispone de altavoces frontales BoomSound ni, jack de auriculares. La salida de audio queda limitada al USB tipo C, aunque se desconoce si HTC facilitará algún convertido USB-jack en la caja.

HTC Bolt, resumen de características

Pantalla

5,5 pulgadas Súper LCD3 QHD

Procesador

Snapdragon 810 de ocho núcleos

RAM

3GB

Memoria

32GB más microSD hasta 256GB

Software

Android 7.0 Nougat

Batería

3.200 mAh con carga rápida

Cámara trasera

16 megapixels f/2.0 con flash LED y OIS

Cámara frontal

8 megapíxeles

Otros

Cuerpo de aluminio, protección IP57, lector de huellas, USB tipo C

En cuanto a su lanzamiento internacional como HTC 10 Evo, por ahora no se han ofrecido muchos detalles. No sería la primera vez que un fabricante anuncia que un móvil es internacional semanas después de su presentación oficial, así que habrá que permanecer a la espera de las precisiones sobre el particular.

En Xataka Móvil | Todo lo que sabemos del HTC 10 Evo/Bolt antes de su lanzamiento

Publicado el 16 de January de 2017

3 Comentarios

Llegan los últimos días del año y toca hacer revisión de lo que la industria móvil ha dejado en experiencia. Si bien en la gama alta se han mantenido más o menos los de siempre, las demás gamas se han llenado de opciones ampliando así el abanico de un mercado con cada vez más adeptos.

Muchas de las marcas han apostado por terminales de gama media que han conseguido satisfacer las necesidades de un público exigente. Veamos acontinuación un repaso por los mejores móviles que han protagonizado el mercado de la gama media este 2016.

OnePlus 3

En el primer lugar de esta lista tenemos al que fue ganador de su categoría en la última edición de los premios Xataka. El One Plus 3 destaca por ofrecer unas prestaciones fuera de serie.

Con un procesador QualcommSnapdragon 820 de cuatro núcleos apoyado en una memoria RAM LPDDR4
 DE 6 GB, una batería de 3000 mAh y una cámara principal de 16 megapíxeles con enfoque por detección de fase y estabilización óptica, puede decirse que lo único que aleja a este teléfono de la gama alta es en primer lugar su resolución de pantalla que se queda en Full HD.

ZTE Axon 7

El segundo puesto en la lista de mejor smartphone de gama media del año viene de manos de la compañía china ZTE, que con su ZTE Axon 7 dejó un terminal del que pueden presumir perfectamente. En las entrañas de este teléfono late un procesador Qualcomm MSM8996 Snapdragon 820 de cuatro núcleos con 4 GB de RAM y por fuera luce una pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas con 1440 x 2560 píxeles de resolución.

Sin duda con el ZTE Axon 7 la compañía china ha puesto en el mercado un teléfono de excelentes prestaciones.

iPhone SE

En el tercer lugar del podio de los premios Xataka 2016 se quedó el terminal de gama media de la compañía de Cupertino. El iPhone SE nació de la necesidad de Apple para cubrir un mercado que añoraba las 4 pulgadas pero acabó introduciendo prestaciones de terminales de gama alta con componentes de los 6s en el cuerpo de un iPhone 5s.

Moto Z Play

El Moto Z Play llegó con la intención de complementar a su hermano mayor, el Moto Z, un smartphone de gama alta al que tiene poco que envidiar. Una pantalla Super AMOLED de 5,5 pulgadas y un procesador Snapdragon 625 a 2 GHz con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno son algunas de las prestaciones que nos han hecho incluirlo entre lo mejorcito del 2016.

BQ Aquaris X5 Plus

Este verano BQ se destacaba al presentar su BQ Aquaris X5 Plus, un terminal que se queda en el límite de la gama media tocando la alta con la punta de los dedos. Pantalla de 5 pulgas que se queda en FullHD pero con un procesador QualcommSnapdragon 652 octa-core funcionando a 1.8 GHz y 2 GB de RAM.

AsusZenfone 3

ASUS ha incorporado un amplio abanico de posibilidades en su Zenfone 3 que lo convierten en un teléfono bien encuadrado en la gama media. Entre estas características su panel FullHD de 5.5 pulgadas y tecnología Super IPS+ además de un chipset Snapdragon 625 de Qualcomm con 4 GB de RAM.

 Samsung Galaxy A5 2016

Samsung completa el concepto súper gama media con este Samsung Galaxy A5 2016 que llegó con una pantalla Súper AMOLED de 5,2 pulgadas de tamaño y una resolución Full HD de 1.920 x 1.080 píxeles. Por dentro también está bien dotado con un chipset Exynos 7580 octa-core apoyado en 2 GB de RAM y una GPU Mali T720. Un terminal realmente completo.

Honor 8

El Honor 8 es un gran teléfono del que puede destacarsela pantalla IPS de 5.2 pulgadas con cristal 2.5D y resolución Full HD 1.920 x 1.080 además de un procesador HisiliconKirin 950 de ocho núcleos con 4 GB de RAM LPDDR3. Prestaciones que se complementan con un diseño verdaderamente atractivo.

LG X MACH

Este terminal de LG ofrece la potencia de su procesador Snapdragon 808 de 6 núcleos de 64 bits, fabricados en 20 nanómetros, calidad de pantalla con 5,5 pulgadas en resolución QHD, y lo último en materia de conectividad. Su diseño es sencillo pero altamente funcional.

Alcatel Idol 4

Éste teléfono es una apuesta a ganador para aquellos que buscan calidad multimedia, ya queincluye gafas de realidad virtual y además destaca por tener un muy buen sonido de calidad incluso a alto volumen sin que la autonomía se vea realmente afectada.

Oppo R9S Plus

Y cierra esta selección con el móvil chino de aspecto peligrosamente similar al del iPhone 6s Plus, que deleita con una pantalla de 6 pulgadas y resolución FullHD,  procesador QualcommSnapdragon 653 con 6 GB de RAM como acompañamiento y demás prestaciones que lo sitúan en la gama media Premium.

Los mejores smartphones de la gama media de 2016 de un vistazo

OnePlus 3

ZTE Axon 7

iPhone SE

Moto Z Play

BQ Aquaris X5 Plus

Pantalla

Optic AMOLED 5,5"(401 ppp)

AMOLED 5,5" (538 ppp)

IPS 4" HD (326 ppp)

SUPER AMOLED5.5" FHD (401ppp)

LTPS 5" FHD (441 ppp)

Dimensiones

152,7 x 74,7 x 7,35 mm
158 gramos

151,7 x 75 x 7,9mm
75 gramos

123,8 x 58,6 x 7,6 mm
113 gramos

156 x 76 x 7mm
165 gramos

143.8 x 70.2 x 7.9 mm
145 gramos

Procesador

Snapdragon 820

Snapdragon 820

Apple A9 (64 bits)

Snapdragon 625

Snapdragon 652

Núcleos

2x2,2+2x1,6GHz

2x2,15+2x1,6GHz

2x1,85 GHz

8x2 GHz

8x1,8 GHz

RAM

6 GB

4 GB

2 GB

3 GB

2/3 GB

Memoria

64 GB
+ microSD

64 GB
+ microSD

16/64 GB

32 GB
+ microSD

16/32 GB
+ microSD

OS

Android 6.0

Android 6.0

iOS 9

Android 6.0

Android 6.0

Conectividad

4G

4G,NFC

4G,NFC

4G

4G

Batería

3.000 mAh

3.250 mAh

1.624 mAh

3.300 mAh

3.200 mAh

Cámara

16 MP, 2LED, f/2.0
1080p@30fps

20 MP, LED f/1.8
1080p@30fps

12 MP, LED f/2.2
1080p@30fps

16 MP, 2LED f/2.0 4k@30fps

16 MP, 2LED f/2.0, 1.12 µm4k@30fps

Cám frontal

8 MP

8 MP

1,2 MP

5 MP

8 MP

Precio Aprox.

399 euros

392 euros

489 euros

392 euros

279 euros

 

AsusZenfone 3

Samsung Galaxy A5 2016

Honor 8

LG X MACH

Alcatel Idol 4

Oppo R9S Plus

Pantalla

SUPER IPS+5.5" FHD (401 ppp)

SUPER AMOLED 5.2" FHD (424 ppp)

IPS de 5.2"(424 ppp)

IPS LCD 5.5" QHD (534 ppp)

LTPS 5.2" FHD (424 ppp)

AMOLED 6" FHD (367 ppp)

Dimensiones

153 x 77 x 7.7mm
155 gramos

145 x 71 x 7.3mm
155 gramos

145 x 71 x 7.5mm
153 gramos

149 x 76 x 8.9mm
150 gramos

147 x 72 x 7.1mm
130 gramos

153 x 74 x 6.6mm
145 gramos

Procesador

Snapdragon 625

Exynos 7580

Kirin 950

Snapdragon 808

Snapdragon 617

Snapdragon 625

Núcleos

8x2GHz

4x2.6+4x1GHz

4x1.8+4x2.3 GHz

2x1.8+4x1.4GHz

4x1.7+4x1.2 GHz

8x2 GHz

RAM

3/4GB

2 GB

4 GB

3GB

2/3 GB

6 GB

Memoria

32 GB
+ microSD

16 GB
+ microSD

32 GB
+ microSD

32 GB
+ microSD

16 GB
+ microSD

64GB
+ microSD

OS

Android 6.0

Android 6.0

Android 6.0

Android 6.0

Android 6.0

Android 6.0

Conectividad

4G, NFC

4G, NFC

4G, NFC

4G, NFC

4G, NFC

4G,

Batería

3.000 mAh

2.200 mAh

3.000 mAh

3.000 mAh

2.610 mAh

3.100 mAh

Cámara

16 MP, 2LED, OIS f/2.0 1080p@30fps

13 MP, LED, OIS f/1.9, 28mm 1080p@30fps

12 MP, LED f/2.2
720p@30fps

13 MP, LED f/2.0
1080p@30fps

13 MP, 2LED f/2.0 1080p@30fps

16 MP, LED, OIS f/1.7, 1.55 µm 4k@30fps

Cám frontal

8 MP

5 MP

5 MP

5 MP

8 MP

16 MP

 

1095

Publicado el 14 de January de 2017

Google Pixel XL potencia a raudales

Pixel XL se ha comportado de manera excelente en el proceso de pruebas y no es para menos vistas sus especificaciones. Se trata de un terminal que integra lo último del mercado en cuanto a SoC y una cantidad de RAM más que suficiente, 4 GB.

Los resultados en test sintéticos no dejan lugar a duda: el Pixel XL es de lo mejor del mercado. No en vano hace gala del chip Qualcomm más potente del momento, Snapdragon 821, un quad-core que rinde un 10% más que su predecesor, y que permite sacar ventaja en este tipo de pruebas al Smartphone.

Sin embargo, en un uso del día a día será difícil que cualquier usuario note diferencia frente al Snapdragon 820.

Una de las cosas que más gusta de tener entre manos Smartphones Google es esa sensación de limpieza, de software pulido con lo necesario: sin bloatware y sin añadidos que aportan habitualmente funcionalidades generalmente no usuables. Pixel XL hace uso de Android 7.1 Nougat y los 4 GB de RAM que integra también se notan.

Prueba

Pixel XL
(Snapdragon 821 + Adreno 530)

Huawei Mate 9
(Kirin 960 + Mali G71)

Huawei P9
(Kirin 955 + Mali T880)

Galaxy S7 Edge
(Snapdragon 820 + Adreno 530)

iPhone 7 Plus
(Apple A10 Fusion)

OnePlus 3
(Snapdragon 820 + Adreno 530)

AnTuTu

140.329

125.649

98.008

136.695

172.644

141.995

GeekBench (Single / Multi)

1.534 / 4.119

1.910 / 5.863

1.764 / 5.383

2.117 / 6.063

3.457 / 5.608

2.378 / 5.465

Quadrant

32.041

39.792

35.440

54.023

n.a.

43.182

PCMark Work

4.470

6.409

7.047

5.707

n.a.

6.805

3DMark (Sling Shot / ES 3.1)

2.561

2.255

983

2.890

2.806

2.523

Vellamo (Metal)

2.994

3.314

2.998

3.325

n.a.

3.678

GFXBench (Manhattan 3.1 ES 3.0)

31 FPS

29 FPS

18,5 FPS

32 FPS

42,40 FPS

30 FPS

 

Añadir que durante el proceso de prueba la fluidez, cambio entre aplicaciones, la navegación por menús e incluso el uso de juegos de última generación es algo esperable, pero ciertamente Pixel XL parece haber dado, ese paso adelante en este campo. Incluso frente a Smartphones top como S7 o Mate 9 parece tener ese diferencial de fluidez.

Importante dejar sentado, de que no se pretende decir que los otros no lo tengan; sino que durante su uso, da la sensación de que no hay tiempos de espera durante el lanzamiento o cambio entre apps. En ningún momento durante las pruebas realizadas para el análisis se ha  notado ralentización.

Está claro que Google empieza a sacar partido de esta optimización general del sistema al tener control total sobre el hardware y el software del Smartphone. Este es el punto que le faltaba a los Nexus y con Android 7.1 parece haber gestado con los Pixel.

No es la mejor pantalla del mercado pero cómo gusta AMOLED

Google ha integrado en Pixel XL una pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas con resolución QHD, es decir, un paso más allá de FullHD situándose a la altura de los Smartphones más avanzados del mercado. Está claro que esos más de 530 ppp (2560x1440px en 5,5 pulgadas) se notan en distancias cortas y dan un golpe sobre la mesa en situaciones especiales como es la visualización de contenidos VR.

La pantalla de Pixel XL no es la mejor del mercado, como dice el titular del apartado, es así. No es la que mejor brillo tiene, ni tampoco la que mejor fidelidad de color ofrece; pero sí que es una pantalla digna que cumple tanto en la calle como en interiores.

Google ofrece además un modo sRGB disponible desde Opciones de desarrollador que es capaz de ofrecer un panel más realista en colores en detrimento de la configuración general con una mayor saturación.

En la siguiente gráfica se ofrece un resumen de datos respecto a la  medición de la pantalla de Anandtech con los que se deja constancia de las afirmaciones antes dadas. En ella puede verse como Pixel XL queda por detrás de Smartphones dentro de su gama y categoría hardware con alrededor de 400 nits de brillo y como la precisión y fidelidad tanto en grises como en color dista incluso en modo sRGB, de iPhone o los últimos modelos Samsung e incluso del último Nexus 5X con panel IPS de LG.

Las gráficas y datos que recopilan en Anandtech dejan una sensación fría en términos de cifras. Aquí, en la experiencia mostrada con el terminal, se da un voto de confianza a este panel AMOLED al que sólo se puede echar en cara tener algo de menos brillo que otras pantallas de la competencia.

Si bien empíricamente la tecnología AMOLED aún dista en términos de fiabilidad de color o brillo máximo de IPS/LCD, la pantalla de Pixel XL se ve bien. Ofrece un salto cualitativo frente a la pantalla de Nexus 6P tanto en brillo como en precisión de color y esa profundidad de negros que se consigue con esta tecnología no tiene comparación.

¿Tiene la mejor cámara del mercado?

Google sacó ventaja durante la presentación de la cámara de Pixel XL no sólo mostrando fotografías hechas con el terminal, sino también mostrando la puntuación obtenida en los tests DXOMark Mobile. Consiguió 89 puntos, por encima de iPhone 7 o Samsung Galaxy S7, referentes en este campo.

Ahora bien, ¿qué hay de cierto en esto? ¿Es realmente la mejor cámara del mercado? Bueno, antes de mostrar fotos y vídeos hechos con la cámara del Pixel XL resulta imprescindible recapitular sobre las especificaciones técnicas de las cámaras.

Cámaras Pixel XL

Trasera

Frontal

Sensor

Sony Exmor RS 378

Sony Exmor R 179

Resolución

Foto: 12,3 Mpx (4:3)
Vídeo: 4K@30 / 1080p30/60p

Foto: 8 Mpx (4:3)
Vídeo: 1080p

Tamaño del sensor y pixeles

1/2.3" 1.55µm

1/3.2" 1.4µm

Focal equivalente

26mm

26mm

Apertura

f/2.0

f/2.4

Es curioso ver cómo Google hacía mención del estabilizador óptico de su Nexus 6P y la ayuda que aportaba en situaciones de baja luminosidad frente a la vibración en las capturas. Ahora la compañía ha cambiado el discurso esgrimiendo el argumento: "no es necesario debido al tamaño de pixel y a su nuevo sistema HDR+".

Está claro que en fotografía ese estabilizador óptico es un punto a tener en cuenta y más en situaciones de baja luminosidad, aunque según experiencia Google apuesta por un procesado HDR automático que es capaz de ofrecer unos resultados muy buenos incluso en esas situaciones.

Vayamos paso por paso, primero el hardware. Como se ha visto la inclusión del nuevo sensor de Sony añade soporte de enfoque por detección de fase. Aquí se ha notado un avance muy interesante en cuanto al tiempo de captura de foto, de hecho, el procesado HDR+ es prácticamente instantáneo también.

Es una pena que Google no haya hecho un esfuerzo por mejorar la aplicación de cámara con sus Pixel más allá del modo HDR+ automático que viene activo de serie. No existencontroles manualesaparte de activar flash, cambiar el balance de blancos o exposición y no es posible hacer fotos en RAW de manera nativa pese a tener soporte hardware.

Google simplifica la experiencia de cámara para llegar al gran público sin complicaciones. Es cierto que el modo HDR+ casi siempre da en el clavo pero, quizás, deberían pensar en ese tipo de usuario avanzado/ entusiasta que le gusta la fotografía y busca una experiencia que vaya más allá del point&shoot.

¿Cómo rinde la cámara? Pues aquí vale mencionar que está entre las mejores de este año. La magia de Google se basa en la combinación de ese hardware junto con el procesado HDR+ que, aunque en pocas ocasiones -baja luminosidad contrastada- ofrece malos resultados. En la mayoría de los casos es capaz de ampliar el rango dinámico de la fotografía ofreciendo resultados sorprendentes para ser un Smartphone.

Se ha intentado hacer sufrir a la cámara por la noche y Pixel XL se ha mostrado capaz de salvar la situación, sin flash. Google ha montado un flash de doble LED para conseguir tonos de piel menos blancos al usarlo y es realmente potente/cegador a corta distancia.

Pasando al campo de vídeo aquí aparece el punto en el que Google hizo tanto hincapié, la estabilización. Dos noticias, una buena y otra no tan buena. La primera de ellas es que el sistema de estabilización se comporta bien cuando el móvil se sostiene y no se hace movimiento del mismo, la lectura de los datos del giróscopo consigue corregir las pequeñas vibraciones de manera loable.

¿Cuál es la mala? Que cuando la cámara se mueve, esa estabilización se vuelve en contra, el sistema estabiliza el movimiento. Deja fija la cámara y tarda en detectar que no es una vibración y sí un movimiento por lo que será complicado no tener una serie de tirones en el vídeo.

Aquí se aprecia que el software está algo verde pero, como suele decirse, es estabilización por software, ergo puede ir puliéndose mediante actualizaciones y haciendo el sistema menos agresivo.

En el campo de la resolución de vídeo, la cámara puede grabar vídeo 4K y 1080p en 30fps y tiene un modo 60fps en resolución FullHD que da esa fluidez extra a la captura. Y si se trata de cámara lenta es capaz de grabar vídeo a 120 fps e incluso a 240 fps, sacrificando, eso sí, algo de resolución.

De manera subjetiva, decir que la cámara ha sorprendido gratamente: mejora la del Nexus 6P y se coloca a la altura de iPhone 7 o Galaxy S7 términos fotográficos. Así que lo dicho, si no la mejor, sí que es una de las mejores.

Antes de concluir este análisis, comentar el problema del "halo" que aparece en fotografías cuando la luz del sol incide en cierto ángulo. La verdad es que sí existe; aunque no aparece tanto como la gente comenta en Internet, pero sí que se ve.

Google ha prometido arreglarlo con actualización de software aunque, en opinión de especialistas, tiene difícil arreglo ya que se trata de un problema derivado del hardware de la cámara y la óptica usada.

Android 7.1 y Pixel Launcher, combinación perfecta

Google empezó como una empresa de software y es aquí donde realmente brilla, lo ha demostrado con su buscador, con desarrollos como su software ofimático web o bien con el apoyo a Android.

Con Pixel Google lanza una versión de Android exclusiva por el momento, sólo disponible para estos Smartphones y que junto a su launcher ofrece nuevas funcionalidades.

Con Android 7 llegó el soporte nativo de aplicaciones en pantalla dividida y es algo que se mantiene en esta versión. De hecho en este modelo de 5,5 pulgadas es algo que seguramente más de uno utiliza para poder ver/escuchar un vídeo de YouTube y seguir haciendo otra cosa.

Pixel Launcher llega como un renovado lanzador de aplicaciones, pero no va más allá es renovado porque estéticamente cambia, el acceso al "cajón" de aplicaciones ahora es más intuitivo y ofrece accesos directos a acciones comunes en aplicaciones antes de lanzarlas si el usuario mantiene pulsado su icono. Por ejemplo, en Maps permite elegir "Casa / trabajo" o en Teléfono puede verse "nuevo contacto", entre otros.

Ahora bien, la característica software en la que Google invirtió más tiempo en la presentación fue Google Assistant. Aquí se da una sensación agridulce ya que no está disponible en español y para usarlo es preciso configurar el terminal en inglés.

Para los que esperan un sistema similar al del coche fantástico hay que comentar que aunque haya mejorado, no es más una que una vuelta de tuerca a Google Now,

Pixel XL Smartphone es capaz de entender de qué se habla desde el contexto que hay en pantalla, si le preguntamos "How to go there?"("¿Cómo ir ahí?")Y en pantalla hay una conversación de mensajería push en el que se menciona el nombre de un restaurante, el Smartphone es capaz de buscar la dirección por sí mismo y comenzar a ofrecer las indicaciones para ir desde Google Maps.

Es el paso de Google para ponerse frente a frente con Siri de iOS o el rumoreado nuevo asistente de Samsung. Durante el período de pruebael Smartphone transmite la sensación de ser de esas características que el usuario acaba por no utilizar en la mayoría de ocasiones.

Dentro de este campo de interactuación con iconos se da una función nueva: iconos dinámicos. De esta forma ciertos iconos pueden cambiar su apariencia como, por ejemplo, el calendario. Su icono varía el número que muestra según el día que sea.

Google Pixel llega con algunas características exclusivas, como por ejemplo, el almacenamiento ilimitado de foto y vídeo en su calidad y formato original en la nube, algo que puede realizar de manera automática gracias al almacenamiento inteligente y su sistema de copia de seguridad que elimina las fotos y vídeos del dispositivo cuando queda poco espacio en el terminal y se ha hecho la copia de seguridad.

En teoría también tendrá asistencia técnica por chat y teléfono desde los Ajustes, con funcionalidad de compartir pantalla en streaming.

Algo que sí ha gustado es la posibilidad de copiar la configuración y datos desde otro Smartphone a la hora de realizar la configuración inicial del dispositivo vía cable. Pixel XL viene con un conector USB-C a USB tradicional y de ahí conectar un cable USB hasta el móvil y se realiza una copia de archivos, fotos, música, cuentas y configuraciones de manera automática.

Publicado el 14 de January de 2017

Este año Google sorprendió a todo el mundo con el lanzamiento de sus SmartphonePixel, un cambio de estrategia frente a las asociaciones con otras compañías y el fin de la era de Smartphone Nexus. Después de su presentación mundial se pudo observar la fluidez del Smartphone, buque insignia en cuanto a hardware, que estrenaba la última versión de software Android y un asistente personal de Google.

Ya se conocía que no iba a llegar al mercado español ni sudamericano en primera instancia, quedando relegado a EE.UU., Reino Unido y Alemania.

Es ahora cuando Google ha ofrecido poder probarlo. Y bien, ¿qué ha parecido? ¿Es el mejor Smartphone del mercado? ¿Qué tal su cámara? Son preguntas que según experiencias de los especialista se tratará de responder, no sin antes adelantar que Pixel XL dará mucho de qué hablar.

Diseño sobrio e industrial con especificaciones top

En el apartado del diseño y especificaciones no hay mucho más que aportar que lo que ya se dijo tras las primeras impresiones. El resumen es que se trata de un Smartphone con cuerpo unibody metálico con dimensiones bastante conservadoras, es decir, por encima de la media de Smartphones con la misma diagonal de pantalla.

Google Pixel XL

 

Pantalla

5,5 pulgadas AMOLED QHD

Procesador

Snapdragon 821

Núcleos

2 x 2,15 GHz +2 x 1,6 GHz

RAM

4GB

Memoria de almacenamiento

32 ó 128 GB

Cámaras

Trasera de 12,3 megapíxeles, f/2.0, estabilizador electrónico
Frontal de 8 Mpx

Batería

Pixel XL: 3.450 mAh

Software

Android 7.1 Nougat

Otros

Lector de huellas, USB tipo-C, Bluetooth 4.2

Dimensiones

154,7 x 75,7 x 7,3 mm

Peso

168 gramos

 

 

No destaca ni por las medidas de su frontal ni tampoco por su grosor, algo por encima de la media del segmento de 5,5 pulgadas. Aunque este último punto tiene alguna ventaja: su cámara no sobresale del cuerpo y se ha aprovechado ese espacio interior para integrar una batería con capacidad para un día y medio de uso.

Tiene un diseño industrial, rancio, digno de un Smartphone de batalla con acabado metálico con la salvedad de ese toque que da el cristal en la parte trasera. Como puede verse en las fotografías, la prueba está basada en el modelo en color gris y cristal blanco, más atractivo que el color negro y más discreto que la versión azul que cerraba la variedad de colores que mostró Google en la presentación.

Algunos comentan que la parte superior de la trasera es de plástico, pero no es así, se trata de cristal. En teoría, ofrece un respiro al hardware interno y la conectividad, problema de ingeniería recurrente cuando se trata de  diseños unibody metálicos.

Este cristal encierra de manera inteligente la cámara, sensores de enfoque, micrófono trasero y su gran lector de huellas. Haciendo hincapié en la palabra "gran", ya que es circular y tiene un tamaño más grande de lo habitual respecto de los que se encuentran en la parte trasera.

El funcionamiento del lector de huellas es impecable, muy en la línea de lo bien que rinden los modelos Huawei. De hecho, también es posible  habilitar funciones adicionales como la de deslizar la barra de notificaciones haciendo uso de un gesto de barrido hacia abajo en el lector, y es útil en Smartphones de estas dimensiones.

En cuanto al frontal, no hay mucho que destacar salvo el marco superior e inferior de notables dimensiones y, si bien el Nexus 6P ya los tenía, aquí no se puede usar como excusa los altavoces frontales. Pixel XL integra uno en la parte inferior. No ofrece mala calidad de por sí pero debido a su situación es propenso a ser tapado durante el uso del Smartphone viendo vídeos o jugando, es decir, cuando se ve el móvil de manera apaisada.

Vale mencionar que, a diferencia de otros Smartphones; Pixel XL integra un marco de pantalla sin ningún borde negro alrededor, es decir, el hueco destinado para el panel está cubierto en su totalidad por pantalla, algo que merece agradecer.

Ratificar que la primera sensación promueve la opinión de que se trata de un dispositivo muy cómodo en mano, que tiene un acabado pulido realmente fino y que sus bordes redondeados dejan una sensación agradable de ergonomía tanto al usarlo como con una mano como con dos.

Google hace uso del conector USB-C que ya visto en Nexus 6P y que parece será el estándar de todo Smartphone que vea la luz a partir de ahora, al menos en territorio ajeno a Apple.

Es interesante hacer notar que en este campo también existe el conector minijack, la gran ausencia de los últimos Smartphones de Cupertino.

En falta, se nota en cambio la resistencia al agua como hacen otros Smartphones del mismo segmento: Galaxy S7 o iPhone 7 en todas sus variantes.

En resumen, Google Pixel no destaca precisamente por sus líneas de diseño, por grosor o por peso, pero sí que ofrece una sensación general de Smartphone cómodo y funcional.

avatar.etm
Lázaro
13.01.2017
Se que hay una pagina web con dirección ddc-mobile.com pero yo no tengo internet.
mostread.etm
CONCURSO ENTUMOVIL

Los servicios entuMovil, de la División Habana, pertenecientes a la empresa Desoft, convocan a todos los usuarios de la telefonía móvil a participar en el concurso de pronósticos con motivo del cierre de la edición 56 de la Serie Nacional de Béisbol.

El certamen consiste en la siguiente y única pregunta: ¿Qué equipo será el GRAN CAMPEÓN de la Serie 56 del Béisbol Cubano?

(CANDIDATOS)

-      CAV

-      GRA

-      MTZ

-      VCL

Se seleccionarán cinco (5) ganadores, escogidos mediante sorteo entre todos los participantes que acierten en la respuesta correcta, y recibirán como premio: una tarjeta de recarga de $5.00 CUC, además de un artículo asociado al béisbol.

Para participar (los usuarios de la telefonía móvil) deberán enviar un SMS al 8888 con el texto EVENTO PELOTA seguido de las SIGLAS del equipo que considere será el CAMPEÓN de la 56 SNB cubano.

Ejemplo: EVENTO PELOTA CVA

El concurso cierra el día anterior a la fecha en que pudiera definirse el CAMPEÓN. Y los concursantes ganadores se darán a conocer dentro de las 72 horas posteriores a la definición del GRAN CAMPEÓN.

Los 5 concursantes que resulten ganadores recibirán la notificación automáticamente a través de un SMS.

entuMovil ¡Contigo a toda hora! Para más información, recomendamos a los usuarios de la telefonía móvil visitar el sitio www.entumovil.cu o enviar, gratis, un SMS al 8000 con el texto SIGUEME. Y para aclarar dudas: 7 8323501

¡Acércate, participa y gana!